miércoles, 20 de febrero de 2013

Las confesiones del Sr. Harrison de Elizabeth Gaskell

Después de Norte y Sur me quedé con muchas ganas de disfrutar de nuevo de esa prosa limpia y cuidada que hace que leas cien páginas de Gaskell como en un suspiro. Me compré Cranford después de haber leído las estupendas críticas hechas en otros blogs, no solo de la novela sino también de la serie de la BBC. Y hace unos días saliendo de la universidad y dando el paseito de rigor por Gibert Jeune con una compañera me encontré frente a frente con Las confesiones del Sr Harrison. Armada con el librito como si fuera el descubrimiento del sigl,o me fui hacia mi amiga para compartirlo con ella. Y lo que ocurrió fue que tranquilamente me dijo que era la primera parte de Las Crónicas de Cranford. A saber, tres títulos: Las Confesiones del Sr Harrison, Cranford y Milady Ludlow. Según me contó en la serie de la BBC se utiliza el material de las tres novelas. Así que me traje al Señor Harrison a casa para hacerle compañía al Cranford de Alba que tengo por leer. En modo lectura Gaskell, me duró un suspiro :)

Nuestro Sr Harrison acaba de graduarse con honores en medicina. Rápidamente recibe la oferta de un primo de su padre el Dr Morgan para trasladarse a Duncombe, un pueblecito donde el doctor tiene su consulta, con el fin de compartir su clientela. Pero, una vez instalado, el Sr Harrison  descubrirá muy pronto que la vida en un pequeño pueblo de provincias es muy distinta a Londres, sobre todo si en este abundan las mujeres con hijas casaderas.
Duncombe

El pobre Sr Harrison, haciendo gala de la amabilidad sugerida por el Dr Morgan para complacer a su clientela, se ve desbordado por las estrategias de un grupo de señoras dispuestas a todo con tal de conseguirlo como yerno. Cuando Harrison se enfrenta a los avances de estas mujeres de armas tomar, verá peligrar no solo su labor de médico en la localidad si no también el afecto de la joven que ha conquistado realmente su corazón.

El libro empieza con un misterio;  sabemos que el Sr Harrison es un hombre felizmente casado, el problema es que no sabemos con quien. Encontraremos la respuesta si seguimos leyendo las confesiones que el propio Harrison desvela ante la petición de un amigo: "Will, aprovecha que tu mujer se ha ido para confesarme...como te las has arreglado para ganar su corazón".  Serán esas confesiones las que compongan el libro.

A pesar de tener algunos episodios tristes, la historia es divertidisima; con esas pinceladas típicas y únicas del mejor humor inglés.  Los personajes que la protagonizan son un verdadero retrato de lo que podríamos encontrar en un pueblecito victoriano: la viuda que recuerda melancólica a su marido, la señora que refunfuña ante los recién llegados, el médico rural y las solteronas. Las personalidades de los habitantes y el entorno de Duncombe, están tan bien descritos que solo desearías tocar a cada una de las puertas de sus encantadoras casitas para ir a tomar el te con sus propietarios.  

El Dr Harrison y Sophy
Gracias a la novela, junto al Doctor Morgan y al doctor Harrison, aprendemos un poco más acerca de las dificultades a las que tenían que enfrentarse los médicos rurales y la reticencia del doctor ya curtido ante los innovadores e incluso peligrosos nuevos métodos propuestos por un médico más joven. (por ejemplo deben hacer frente a una posible amputación y yo rogaba por que no se llevara a cabo, conociendo la minuciosa habilidad de Gaskell para la descripción :D) 

Yo lo compré en francés pero por suerte Las confesiones del Sr Harrison también pueden disfrutarse en castellano. Están incluidas en un volumen titulado Las crónicas de Cranford donde se recogen  también Cranford y Milady Lundlow. Supongo que de todas maneras las tres historias pueden leerse sin un orden establecido.

Por mi parte me despido de Duncombe con una sonrisa en los labios y solo deseando pasear ya por las callecitas de Cranford! De nuevo Gaskell no solo no me ha decepcionado, si no que se ha confirmado como una de mis escritoras favoritas.