domingo, 29 de junio de 2014

El Readathon continua, pero…¿donde están las tortitas?

A falta de desayuno de hoy, tendré que conformarme con ver los anteriores .
Desgraciadamente deben estar en un universo paralelo, porque en casa no han hecho acto de presencia. 
¡Ay que desastre! Me he dormido y no me ha dado tiempo a hacer el desayuno tradicional :(

Isi ten piedad de mi y no me penalices, prometo cumplir en el próximo Readathon.
Como estoy triste y encima sin desayuno ¿no te importaría mandarme uno de tus donuts? Todavía estoy soñando con ellos :)

Bueno y a falta de american breakfast tendré que compensar con mucha lectura in english. Hace una hora escasa que he vuelto a coger Greenery Street y he avanzado hasta el capítulo 8 (de los 13 que tiene el libro). Poca intriga puedo contaros porque básicamente, la historia permanece en el mismo punto donde la dejé capítulos atrás. Seguimos siendo testigos del día a día de Felicity y Ian, de sus pequeños problemas de dinero y de las relaciones que tejen con algunos vecinos de Greenery Street.
Me ha encantado colarme en la biblioteca que el matrimonio ha reunido en su casa (es que me encanta cotillear en estanterías ajenas); no está muy bien surtida que digamos, y aunque me alivia ver que Felicity hace uso del préstamo de la librería, está claro que no son una pareja muy lectora.

Ahora una pausa para comer y después toca pasear un poco. Ha salido el sol y hay que aprovecharlo :)
Espero que todos hayáis disfrutado de vuestros desayunos. Tenían una pinta…¡madre mía quien los pillara!

16.30 
Parece que la lluvia nos ha dado una tregua :)
Vuelta a casa después del paseito. Ya que no he podido hacerle honor esta mañana a la gastronomía anglosajona, por lo menos he tomado una taza de té esta tarde. Greenery Street se ha venido conmigo, aunque reconozco que lo he paseado más que otra cosa, porque ni Jean le ha hecho caso al periódico que llevaba, ni yo a mi "libro gris".
Nos hemos dedicado a cotillear en la cafetería del jardín del Petit palais. Se está tan a gusto  sentado en una de sus mesitas verdes…

Veremos como avanza la lectura esta tarde :)