viernes, 24 de enero de 2014

Hace un año exactamente...

Como siempre, os escribo con el café y los libros
bien cerca :)
...veía la luz A book a day. Nunca imaginé aquel 24 de enero que un año más tarde seguiría escribiendo  con la ilusión intacta del primer día. Cuando me decidí a escribir el primer post, solo tenía claras dos cosas: quería hablar de libros y sobre todo del inmenso placer que proporciona la lectura.

Creo que pasado este tiempo, al menos puedo afirmar haber cumplido el primer objetivo. Los libros han sido los grandes protagonistas de A book a day. Sobre todo, esos que como yo, son algo tímidos y se esconden de las multitudes. 
En cuanto al segundo objetivo, no sería muy pertinente que opinase por mi misma. Solo vosotros podéis juzgar si he conseguido transmitir con mis comentarios, ese amor profundo que siento por los libros y las historias que esconden.
Si así lo creéis, este pequeño rincón habrá cumplido fielmente con el propósito por el que fue creado.

Vosotros dais sentido a esta aventura y solo puedo deciros, muchísimas gracias por estar ahí, por haberme acompañado en este año de lecturas y, por encima de todo, por haberlas enriquecido con vuestras opiniones y amables comentarios.
De todo corazón, gracias.

María.
Una para cada uno de vosotros, conocidos o anónimos, que
me hacéis inmensamente feliz con vuestras visitas y comentarios.