martes, 8 de abril de 2014

The love-charm of bombs de Lara Feigel

Editada por Bloomsbury.
Bien ha llegado el momento de recuperar algunas reseñas que se quedaron en el tintero. Como mi ritmo lector se ha visto suspendido por causas mayores (véase OP...palabra maldita :D), voy a rescatar varios de esos libros que quedaron en el camino y merecen su momentito de gloria.

El primero que os propongo es The love-charm of bombs. Normalmente en el blog me ciño a hablar sobre obras de ficción, pero no quería dejar escapar la oportunidad de hablaros de este ensayo. Es una excusa perfecta para conocer un poco más la vida y las obras de varios autores que poquito a poco están apareciendo por el blog.

Se que por aquí se pasean muchos anglófilos empedernidos, y sin duda muchos de vosotros ya conoceréis a los cinco escritores que protagonizan este libro; pero para mi, leer sobre ellos, fue como asistir a una primera cita. 
Visualizad a cinco escritores. Graham Greene, Rose Macaulay, Henry Yorke, Elizabeth Bowen y Hilde SpielTres son británicos, una irlandesa y otra austriaca. Todos comparten, además de la profesión, el haber vivido en Londres durante los difíciles momentos del Blitz (bombardeos civiles durante la IIGM).

Esos son los protagonistas y el tema central de The love-charm of bombs. A través de las vivencias de estos escritores, de sus testimonios y de fragmentos de sus diarios y novelas, Lara Feigel reconstruye esos días negros en los que los londinenses, vivían, sufrían y amaban bajo los bombardeos. Para algunos como Rose Macaulay, los días del Blitz fueron los más negros de su vida; pero para otros como Graham Greene y Elizabeth Bowen, fueron un momento de exaltación amorosa y literaria que marcarían para siempre sus escritos.


Elizabeth Bowen, Henry Green, Rose Macaulay, Graham Greene y Hilde Spiel.

Desde que vi previsto su lanzamiento, puse grandes expectativas en este libro y no puedo negar que he disfrutado muchísimo con su lectura; para muestra lo florecido que ha quedado mi ejemplar con tanto post-it. Pero lamentablemente el libro peca de falta de uniformidad. Si el tema matriz debía haber sido la experiencia vivida durante los bombardeos, este se va diluyendo conforme avanza la lectura.
La autora dedica grandes partes del libro a explicar momentos anteriores y posteriores de la biografía de los protagonistas. Si a eso le sumamos los análisis detallados que dedica a varias de sus obras de ficción, tenemos como resultado grandes digresiones que lamentablemente nos alejan del apasionante tema central. 
Pero pese a esta apreciación totalmente personal, estoy segura de que sera una valiosa lectura para todos aquellos interesados en el Londres de la IIGM.

Además le estoy muy agradecida a Feigel, porque gracias al análisis que hace de la novela El último septiembre de Elizabeth Bowen, he podido responder a muchas de las dudas que me surgieron durante su lectura (aquí os hablaba de la novela).

Me ha encantado esta edición
de The book club.
Sin duda, como os comentaba en uno de los últimos IMM al hablar de The love-charm of bombs, la parte del libro dedicada a Rose Macaulay es la que más disfruté. Su historia me afectó sobremanera y empaticé al instante con su dolor y su lucha. 
Rose lo perdió absolutamente todo la noche en la que su casa fue bombardeada. Por los aires saltaron todos sus recuerdos: sus libros, los objetos personales heredados de su familia y sobre todo el único testimonio del que fue el amor de su vida, un hombre casado con el que mantuvo una relación durante más de veinte años. 
Muchas veces separados por la distancia, gran parte de este romance se forjó a través de las cartas que ambos intercambiaron y que desaparecieron aquella fatídica noche. Rose no tuvo más remedio que sacar fuerzas y comenzar de nuevo.

Leer este libro ha sido un regalo porque me ha llevado hasta ella; al deseo de leer sus escritos, quizá con la idea de encontrar entre líneas, retazos de ese amor prohibido.
LittleEmily me recomendó con mucho entusiasmo "La torres de Trebisonda", pero cuando pregunté en The Abbey bookshop por algo de Macaulay, me propusieron este ejemplar de The world my wilderness. Con él pues voy a estrenarme.

¡Que portada tan bonita!
The love-charm of bombs ha resultado ser un excelente baúl de referencias literarias. Me ha hecho desear conocer a Graham Greene, pero por encima de todo leer The heat of the day de Elizabeth Bowen. Una y otra vez Feigel hace referencia a esa novela.

Bowen empezó a escribirla en 1944, cuando las bombas todavía caían sobre Londres, y en sus páginas reconstruye esa atmósfera de caos y tensión que ella conoció en primera persona.
Afortunadamente, los astros se han alineado e Impedimenta ha hecho el resto. "El fragor del día" acaba de llegar a las librerías y ¿os cuento un secreto a voces? Muero por tenerlo entre las manos.

¡Muy feliz martes a todos!