lunes, 11 de marzo de 2013

Land girls de Angela Huth

Land girls (en inglés)
Parece que aunque se haya acabado el Readathon el espíritu british no me abandona! Esta semana leí otra novela ambientada en la Inglaterra de la IIGM y creo que es el momento perfecto para hablaros de ella.
Hace ya algún tiempo, gracias a Little Emily, leí un libro magnífico titulado "Ellas solas" de Virginia Nicholson. En él descubrimos, entre horrorizadas y maravilladas, las consecuencias que la IGM tuvo en la vida de las mujeres británicas. 
Miles de ellas conocieron la soledad y la soltería forzosa ya que aquellos que de forma natural debían haberse convertido en sus novios y maridos, desaparecieron en el frente. En el libro se aprecia el enorme trauma  que supuso para toda una generación de mujeres cuyo destino "natural" era el matrimonio. Sin embargo vemos también como, esta ausencia de hombres, tuvo también un aspecto positivo, favoreció la independencia y el desarrollo de una carrera propia sin la ingerencia masculina.

Esta situación, lejos de ser puntual, volvió a repetirse pocos años después con el estallido de la nueva guerra. Una vez más los hombres dejaron el país para engrosar las filas del ejército y las mujeres no quedaron detrás en el esfuerzo bélico. Las hubo enfermeras, telegrafistas, trabajadoras en las fabricas de armamento, y también agricultoras. Con la mayoría de los granjeros fuera de sus explotaciones, varios países participantes en el conflicto, crearon ejercitos de mujeres destinados a seguir trabajando los campos. El país necesitaba seguir comiendo y alguien debía asegurarse de seguir abasteciendo de carne, leche y productos alimentarios básicos a la nación. Ese fue el trabajo del Women's land army y de las llamadas Land Girls.

Propaganda del Women's Land Army
Creado en 1939, el Women's land army llegó a contar con unas 80.000 voluntarias. Tenían que enfrentarse a duras jornadas de trabajo, realizando tareas para las que muchas no estaban preparadas. Imaginaos que una gran cantidad de ellas procedían de centros urbanos y no habían visto un animal de granja en su vida.
Esta es precisamente la historia que nos regala Angela Huth.

En 1941 tres jóvenes voluntarias llegan a una granja de Dorset para encargarse de las tareas del campo. No podemos estar ante chicas más diferentes: Ag es una soñadora y responsable estudiante de Cambridge, Estella una romántica empedernida cuyo novio esta sirviendo en la marina y Prue una frívola aprendiz de peluquería  que no esta dispuesta a perder los años de juventud y a negarse los placeres de la vida.

Su llegada a Hallows farm va a revolucionar la vida de todos los habitantes: de Mr y Mrs Lawrence, de Ratty el vecino y sobre todo de Joe el atractivo hijo de los Lawrence (exento de ir a la guerra por sufrir de asma). 
En la granja las chicas tejerán lazos perdurables con todos los que las rodean y sobre todo entre ellas, convirtiendo esta difícil experiencia en algo inolvidable.



Land girls metidas en faena!

La novela está escrita con muchos diálogos y un estilo ligero; por eso a pesar de sus casi 500 pag, se lee enseguida.  Tiene las descripciones justas para recrear la vida diaria de las chicas en el campo y no se hace nada tedioso ir acompañándolas a ordeñar, a sembrar campos, a limpiar pocilgas o a echar una mano en el parto de las ovejas.  Eso sí no busquéis mucha acción en el libro. Estamos más bien ante el diario de tres chicas que han visto bascular su existencia de un día para otro.

La guerra hace alguna aparición esporádica claro, pero nosotros estamos en la retaguardia, del lado de los que esperan el final del conflicto. Pasamos día tras día con aquellos que viven cotidianamente en tiempo de guerra, con sus restricciones y sus sacrificios. Me ha gustado mucho el modo en el que la autora nos muestra los anhelos de las chicas, aunque creo que le hubiera podido sacar mucho más partido a los personajes. A veces todo ocurre demasiado precipitadamente y queda algo artificial. Véase la relación de Joe con las chicas; y es que todas van a tener algo que ver con él (como se nota que habían pocos hombres disponibles :D).
Hay momentos muy cómicos, como el episodio en que una orgullosa  vecina ve pasar un avión Spitfire. La vemos ponerse como loca de contenta porque tiene la certeza de que el avión está fabricado con las cacerolas que ella donó para fabricar material de guerra. "Nunca hubiera pensado que unas cacerolas pudieran ser tan mortíferas".

En definitiva es una novela muy entretenida, que cuenta un episodio curioso de la guerra y  te hace pasar un agradable momento de lectura. Al final te das cuenta de que no importa el decorado o lo diferentes que sean las personalidades de los personajes; en tiempos de guerra o de paz todo está invadido por las pasiones que estallan cuando uno menos lo espera y evidentemente por la búsqueda del amor verdadero.

Adaptaciones de la novela (película y serie BBC)
Mientras preparaba la reseña he caído en un artículo de The Guardian donde verdaderas Land Girls hablan sobre el libro y su secuela (Once a land girl). Algunas, indignadísimas, los critican con fiereza porque la visión que dan sobre ellas es la de unas lujuriosas jovencitas que no dejaban títere con cabeza. 
Lo que me he podido reír cuando una de las señoras cuenta que el granjero con el que ella estuvo trabajando "tenía un solo diente, mascaba tabaco como un poseso escupiéndolo en su mano y soltaba "jodidamente" cada dos palabras que salían de su boca". Vaya diferencia con el fornido, atractivo y "ejem" bien dotado Joe :D (si leéis la novela averiguareis de que estoy hablando).


Como veis en las imágenes el libro ha sido adaptado al cine y a la televisión. Solo he podido ver la serie de la BBC y me ha gustado mucho! En realidad se aleja bastante de la trama original de la novela pero lo esencial está presente. A ver si consigo encontrar la película " The land girls" (titulada "Amores en tiempos de guerra" en castellano), porque por el trailer parece tener muy buena pinta.

Y con esto cierro el bloque british...pero solo por unos cuantos posts :)