martes, 5 de marzo de 2013

La saga de los Forsyte de John Galsworthy

En nuestra vida de voraces lectores siempre tendremos novelas desconocidas aguardando pacientes a ser descubiertas. Vamos escogiendo, picando aquí y allá, probando suerte una y otra vez en busca de historias que nos roben el corazón. A veces no somos muy exigentes y nos conformamos con la primera novela que cogemos, pero en otras ocasiones sentimos la necesidad de embarcarnos en una historia que reuna ciertos requisitos. 
En mi caso, como estas últimas semanas había estado leyendo varias novelas cortitas, necesitaba dar con una de esas novelas "de peso" con las que disfruto tanto. Y peso no en el sentido figurado. 

Buscaba lo que en francés se conoce como roman-fleuve, novela río. Novelas extensas, muchas veces divididas en trilogías o incluso mas volúmenes que como una corriente de agua guían el camino de un personaje, de una familia, o incluso de un país a través de los años. Una de esas novelas que me apasionan porque con su corriente no solo recorren la vida de los personajes, sino que en sus orillas  atraviesan corrientes artísticas, mentalidades y acontecimientos históricos; así lo que tenemos al final en nuestras manos no es una mera trama aislada, sino la geografía completa de un mundo. 

John Galsworthy
Como adicta de la época victoriana y eduardiana, me apetecía muchísimo leer más novelas ambientadas en estos periodos,  y entonces buscando por la biblioteca me topé con John Galsworthy. No había oído nunca ese nombre y ojeando la introducción vi que fue uno de los máximos representantes de la literatura eduardiana. Una figura clave en el tránsito entre los grandes escritores victorianos y los revolucionarios escritores modernistas del nuevo siglo XX: Woolf, D.H Lawrence y Joyce.

Vamos, ¡había dado exactamente con el libro que quería! Decidí comprarlo porque al ver la densidad de los volúmenes temí tener que estar renovando el préstamo continuamente. Pero que equivocada estaba...habría tenido tiempo de sobra para devolverlos por que ¡terminé devorando literalmente las páginas! 

La Saga de los Forsyte está compuesta por tres novelas y dos entreactos:
                    -El propietario
                    -El veranillo de San Martín de un Forsyte
                    -El tribunal
                    -Despertar
                    -Se alquila

Soames, Irene y Philip
Conocemos a los Forsyte un 15 de Junio de 1886, con motivo del compromiso de June Forsyte con el joven arquitecto Philip Bosinney. Para la ocasión están reunidos los diez hijos de Jolyon Forsyte, cabeza de familia, que hizo fortuna durante la expansión económica de la era victoriana. 
Estamos pues ante la fiel representación de la burguesía británica. Sus costumbres y valores se traspasan a la segunda generación que tiene a  Soames Forsyte como máximo representante. Él es el prototipo perfecto de propietario capitalista y el gran protagonista de la novela.

Soames, lo posee todo: capital, obras de arte, propiedades e incluso a la bella Irene, la esposa que se casó con él por su fortuna. Cree tener el mundo controlado: sus negocios, sus inversiones y su matrimonio, pero lo que él ignora es que no se puede poseer a una persona.  Cuando Irene se enamora de Philip Bosinney,  el escándalo  mancha las paredes de Robin Hill,  la casa que Soames ha encargado construir al joven arquitecto y testigo de los amores de la pareja. Las pasiones y los instintos, comunes a todas las personas pertenezcan a la clase que sean, estallarán separando para siempre una familia que parecía indivisible.

¡Y esto es solo el principio! A lo largo de las novelas seguiremos los primeros pasos de Irene hacia su ansiada libertad, los esfuerzos de Soames por recuperarla y la reconstrucción de sus vidas por separado. Veremos desaparecer a la primera generación y el nacimiento de una nueva generación de Forsytes, alejada ya de la encorsetada moral victoriana.

Jon y Fleur
La guerra de los Boers y la IGM acelerarán los cambios; y aunque la familia parezca estar cada vez más dividida, tras la desaparición de sus antiguos pilares, se volverá a reunir trágicamente en la figura de Jon y Fleur, los hijos que Irene y Soames tienen respectivamente  por separado. ¿Es posible que triunfe el amor entre dos personas que deberían estar condenadas a odiarse por los secretos del pasado? 




¿Como resumir, como captar la esencia de unas mil páginas en tan poco espacio? Sobre todo cuando una ha disfrutado tanto de la lectura. Me encantaría hablaros de todos los personajes porque están tan bien definidos que no te abandonan ni aún después de haber acabado la lectura. Galsworthy no escribe, ¡pinta! Pincela personalidades y sobre todo paisajes. Ya sea los interiores o los exteriores, casi podemos tocar los decorados de las casas y de los clubs de caballeros o respirar los olores y la belleza del paisaje inglés.


Paseo por Hyde Park
Si, es una narración pausada pero en absoluto aburrida. Aquí no sobra nada. Sería un sacrilegio dejarse llevar por las prisas y decir "esta descripción me la salto, no cambiará nada de la historia". Las descripciones son tan vívidas y hermosas que parecen poesía. He adorado al anciano Jolyon, su sentido de la justicia, la ternura que siente hacia sus nietos; a las chismosas tias Forsyte (Ann, Juley y Hester), guardianas de los secretos de la familia, a Holly y a Jolly (que momentos tan tristes) e incluso aprendí a apreciar a Soames.

Pero la novela claro esta no es perfecta (aunque para mi si :D) y John Galsworthy recibió las criticas de figuras de la talla de Virginia Woolf y de D.H Lawrence. Estos consideraban al autor como un materialista cuya obra es una simple y larga descripción de personajes vacíos y pseudo-rebeldes, que protestan pero  siguen anclados  a su clase burguesa y al poder del dinero. 
Pero a pesar de las críticas que puedan hacerse a su obra, Galsworthy ganó el Nobel de literatura y en mi humilde opinión fue, entre otras cualidades, porque pintó con delicadeza y precisión el otoño de un mundo victoriano que, ya agonizante, dejaba paso a una nueva era.

Es una pena que la novela no pueda encontrarse fácilmente en castellano. Mirando por la red he visto que fue publicada en la colección de "Los novelones de la Ser" pero es muy difícil hacerse con un ejemplar ya que se trataba de un coleccionable. Por favor que alguien la reedite; le compro todos los tomos si hace falta. En inglés es muy fácil conseguirla y en francés tampoco he tenido problema.
Cena de familia
Ojalá podáis disfrutar de ella, sobre todo a aquellos que les guste Inglaterra, las sagas familiares y los libros densos que se leen saboreándolos poco a poco. No podeís dejar de leer a los Forsyte.

Yo sentí pena al acabar el libro pero...no tanta porque la historia no se acaba tan rápidamente. La continuación de la novela que lleva por título "Una comedia moderna" se completa con otra trilogía. Exactamente con 1500 paginas más. Si señor, todavía me quedan Forsytes para un rato y yo no puedo estar más encantada. Ya lo tengo ahora mismito entre las manos y no puedo esperar para ver que pasará con Fleur y Jon.

Y aún más cuando he empezado a ver la adaptación televisiva que es absolutamente magnífica. La música de Chopin, el vestuario, las localizaciones...en definitiva una verdadera delicia que os recomiendo ver de inmediato.