martes, 23 de septiembre de 2014

IMM 11, otra ronda de libros viajeros.

¡Bienvenidos a casa!
De vuelta en casa y una vez recogidas las maletas, toca poner orden al rinconcito virtual; que si no se va acumulando la faena :)
Antes de hablar de Londres y de varias lecturas en particular, tenía pendiente enseñaros  los libros que compré este verano, así que vamos a remediarlo.
Como siempre son un grupito bastante viajero, que ha dado tumbos por trenes y aviones varios. Estoy segura de que los agentes de control de la puerta de embarque ya me conocen: "ya está aquí la loca que invierte sus kilos de equipaje de mano en libros" :)
Seis de los ejemplares de la torre que veis a la izquierda son de ocasión, comprados en Alcaná libros y en el mercado de la Vieille Bourse de Lille. Los otros seis los compré en mis librerías habituales de Alicante.

Veámoslos con detalle:

El pueblo del abismo de Jack London. Después de leer Martin Eden me quedé con muchísimas ganas de más London. Dada su extensa bibliografía, no faltan libros para elegir; pero en cuanto leí la sinopsis de El pueblo del abismo no lo dudé un instante. ¿Recordáis London 1888? Fue un ensayo que compré en mi anterior estancia en Londres y que algunas encontrasteis interesante. Bien, pues El pueblo del abismo, una especie de estudio/memoria, escrito por London tras una estancia en la capital británica, comparte contenido y escenario con London 1888. Se trata de una inmersión en toda regla en la miseria del East End londinense de principios del siglo XX.

No se si a vosotros os pasará lo mismo, pero cada paso que doy descubriendo a London me sorprende más y más. Que alejada y que equivocada está la imagen que yo me había hecho de él y de su obra. Reportero, sociólogo, novelista…¡Su obra es una mina de oro!

Sombras sobre la roca de Willa Cather. Bueno esta es una traducción personal porque si no me equivoco esta novela de Willa, publicada en 1931, no está traducida al español. 
Muchos os habréis acercado ya a esta fascinante escritora, por eso podréis entender que no titubee al comprar cualquier título suyo que se cruce en mi camino. Este en particular, Des ombres sur le rocher en francés, lo encontré en la Vieille Bourse de Lille. Narra la historia de dos pioneros franceses, un farmacéutico y su hija, que dejan París en 1697 para empezar una nueva vida en el Quebec colonial.  Me fascina la época, la localización y la autora, por eso no creo quedar decepcionada con este libro.

Un trio de grandes promesas
Jane y Prudence y Una cuestión académica de Barbara Pym
Dos más para mi colección Pym y ya solo me falta Quartet in autumn para completar sus libros. 
Poco os puedo decir de la trama de ambas novelas. Es que cuando se trata de Barbara poco importa la trama en si; escenarios y personajes son tan próximos, que prácticamente una sinopsis podría confundirse con otra.
Bastaría decir: té, mujeres solteras, Londres y campiña inglesa para hacerse una idea de lo que tenemos entre manos.

La dama de provincias prospera de E.M Delafield
Por fin, ¡que ganas de tenerlo entre las manos! Con lo que disfruté la primera parte, estoy segura de que será un placer seguir descubriendo las tribulaciones de la Dama de provincias.
Encima en esta ocasión llega con un éxito literario, un apartamento en Londres y los mismos personajes que me cautivaron en el anterior libro. ¡Esto promete!

El asesino ciego de Margaret Atwood. Cuantas, cuantísimas veces he leído maravillas sobre los libros de Atwood, y una y otra vez he ido relegando su lectura.   Siempre asocio sus novelas a Teresa que tantas veces las ha recomendado con fervor en su blog. De esta vez no pasa que la conozca de primera mano.
En El asesino ciego, una anciana rememora su pasado sacando a la luz una época perdida de idealismo, de lujo y miseria, de amores clandestinos, codicia y guerra. Solo con leer la sinopsis ya se ha convertido en una obsesión leerlo :)

Sidra con Rosie, una infancia en los Cotswolds, de Laurie Lee se publicó en español en la editorial Edhasa en 1986. Hoy en día es muy difícil encontrarlo disponible, si uno no recurre al inglés; pero yo guardé el título en la cabeza esperando que algún día pudiese leerlo en una lengua que fluyese con facilidad ante mis ojos. 

Dos pedacitos de Inglaterra
Por eso, cuando lo vi en francés en uno de los caóticos montones de la Vieille Bourse ¡que alegría me dio! Rosie ou le gout du cidre, no importa en que idioma esté escrito el título,  guarda para mi la misma magia: la visión de un mundo rural perdido, el de la Inglaterra de los años 20 y 30, visto a través de los ojos de un niño. 
Antes de viajar a Londres ya lo tenía por fin conmigo, pero fue precisamente Cider with Rosie quien me dio una de las primeras bienvenidas a la ciudad. En una librería cercana a nuestro hotel en Bloomsbury, lo vi en el escaparate. 
Una edición preciosa, verde con letras doradas. Tan sencilla como el sabor de un buen vaso de sidra, pero inolvidable como ese sabor que asociado a la niñez, la rememora en un solo instante.

La ciudad de las campanas de Elizabeth Goudge
Otro Goudge y poquito a poco voy haciéndome con todos ellos ¿conseguiré algún día recopilar todo lo que escribió Elizabeth? Dar con sus novelas esta siendo casi como una búsqueda del tesoro, larga pero emocionante; a veces pienso que no desearía que terminase nunca. 

Esta vez di con La ciudad de las campanas en la Vieille Bourse de Lille. Cuenta la historia de un soldado que, marcado física y mentalmente, por la guerra de los Boer regresa a su ciudad natal. Allí abrirá una librería con la esperanza de empezar de nuevo. 
Como siempre en los libros de Goudge espero encontrar ese estilo algo anticuado pero encantador, una atmósfera de paz y una galería de personajes con los que encariñarme de inmediato.
Esta es la vitrina de la librería Jarndyce donde
encontré el ejemplar de Sidra con Rosie. No se si
podréis apreciarlo dado el reflejo del British, el
mío y lo diminuto que sale el libro. Está en la misma
estantería que Treasure Island, un poca más a la
derecha.
La librería es una auténtica maravilla; ya os
hablaré un poquito de ella en la entrada de Londres.
Y por último, por fin, ¡los libros de la Señorita Buncle! de D.E Stevenson. Cuantas reseñas vuestras he leído, cuantas veces os lo he comentado, moría de ganas de poder conocer a la Señorita Buncle; ahora, después de largos meses de espera al fin puedo leerlos. Gracias, gracias mamá por el regalo.
Creo que a estas alturas es casi innecesario que os la presente; Barbara Buncle ha invadido y conquistado las casas  de muchísimos lectores. Yo no puedo estar más feliz de haberle hecho un hueco en mis estanterías.

Y hasta aquí las compras veraniegas; espero que alguna os haya picado la curiosidad y si ya son viejas conocidas vuestras no dudéis en contarme que os parecieron. 

Que tengáis un feliz inicio de otoño cargado de buenas y reconfortantes lecturas; ya se que para muchos de vosotros y también para mi, es la mejor época del año, por eso... ¡Aprovechémosla al máximo!

PD. Olvidé mencionar el primer libro que veis en la pila de la foto de familia, L'éducation des filles en France au XIX siècle de Françoise Mayeur. Es un ensayo esencial sobre la educación de la mujer en el siglo XIX, que después de largos años de espera, por fin ha sido reeditado en edición de bolsillo. Para todos aquellos que estéis interesados en la historia de la educación de las mujeres, es una obra única y riquísima en contenido. Lamentablemente no ha sido traducida al español.