martes, 25 de agosto de 2015

IMM: la maleta americana


La sabiduría popular dice que a Nueva York hay que viajar con una maleta vacía y, ahora con conocimiento de causa, os digo que es cierto. Si no son libros, será ropa o cosméticos, o souvenirs cochambrosos para repartir a los seres "queridos". Sea lo que sea, hacedme caso, dejad bastante espacio en el equipaje para los bártulos americanos.

Pero pasemos a lo que importa, el botín libresco. De los trece libros siete son de ocasión.   Nueve vienen de Strand, dos de Three Lives & Co y los últimos dos de Housing Works. 

El primero, Willa Cather Living a personal récord, ya os lo presenté en la última entrada que le dediqué a Willa.  Fue realmente una lectura excelente.  Puede que no sea la opción más académica y relevante, como lo son las biografías de Hermione Lee y Janis P. Stout, pero sin duda debe ser uno de los más bellos e íntimos homenajes hechos a Willa Cather. Edith Lewis compartió 39 años de vida con Willa y estuvo con ella hasta su fallecimiento. Fue su primera biógrafa y su obra un testimonio precioso para todos los admiradores de la gran escritora.

La otra biografía del montón es Alice James, a biography de Jean Strouse. Este es uno de los títulos de no ficción de la colección clásicos de la NYRB que más me interesaba. En esta ocasión la protagonista es Alice James, hermana del célebre Henry James. Sirviéndose de las notas de su diario personal, Strouse traza la historia de una mujer atrapada por las convenciones sociales de su época. Un "fantasma" relegado a la zona de sombras de su brillante familia. 

Siguiendo con la no ficción, otro título que necesitaba en mi estantería Five Points, the 19th-Century New York city Neighborhood that invented tap dance, stole elections and became the world's most notorious slum de Tyler Anbinder. Five Points (retratado en la película Gangs of New York) era el suburbio neoyorquino por excelencia, conocido sobre todo por sus niveles de pobreza, violencia y depravación. Los periódicos de la época se encargaron de vehicular esta imagen para escandalizar y estremecer a las clases privilegiadas de Manhattan. Pero Five Points, como nucleo de confluencia migratoria, fue también un experimento fascinante de mestizaje cultural y cuna de varias de las señas de identidad de la actual Manhattan. Me queda poquito para terminarlo y es fascinante.

Y cerrando el bloque, el encantador reencuentro con una vieja conocida, E.M Delafield. Cuando vi este ensayo suyo Ladies & Gentleman in Victorian Fiction, no pude resistirme a comprarlo. 
La premisa de la obra es prometedora (dejo hablar a la autora): "The true lovers of Victorian domestic traditions are born rather than made- and not all born in the reign of Good Queen Victoria, either.
To such, the minor aspects of the social and domestic scene of those days are even more fascinating than are its major or public implications. Of these, many official records exist, and many descriptions can be found in the pages of classical fiction. The present volume attempts no more than to present certain less well-known extracts from minor novelists, writing of the contemporary outlook in the mid- and late- Victorian English middle-class home." Veremos como resulta este paseo por la intimidad del hogar victoriano. Si el humor que exhibe Delafield en sus aventuras de la dama de provincias acompaña…¡que deliciosa lectura será! 

Pasemos ahora a la ficción empezando con dos títulos de la NYRB. 



The Land Breakers de John Ehle es una novela histórica ambientada en el siglo XVIII. Sus protagonistas Mooney y Imy Wright, son dos jóvenes sirvientes que deciden invertir todos sus ahorros en un pedacito de tierra en las montañas de Carolina del Norte. Estamos en  1779 y todavía son pocos los europeos que se atreven a internarse en los Apalaches. Una historia de pioneros en toda regla. 

Y A Legacy de Sybille Bedford, ambientada en la Alemania de la primera guerra mundial, es la historia de dos familias muy distintas: una judía perteneciente a la alta burguesía berlinesa y una aristocrática y católica originaria del sur. Ambas quedan unidas por un matrimonio de trágicas consecuencias y serán testigos del inexorable y siniestro avance del fascismo. ¡Qué ganas tengo de leerla!

Winter Wheat de Mildred Walker reune dos buenos ingredientes para mi:  protagonista entrando en la edad adulta y ambientación en el oeste de Estados Unidos. Esta es la historia de Ellen Webb, una joven que crece en Montana durante los años 40. La introducción de la novela dice: "It is a story about growing up, becoming a woman, mentally, emotionally, spiritually, within the space of a year and a half. But what a year and a half it is!". Más que suficiente para tentarme.

Con Jetta Carleton he hecho doblete. Me encantan las historias protagonizadas por varias hermanas, y la que narra The Moonflower Vine (publicada por Libros del Asteroide con el título Cuatro hermanas) llamó poderosamente mi atención. 
Y, a pesar de no haberme estrenado aún con la autora, decidí darle mi voto de confianza comprando su otra novela Clair de Lune. La historia de una joven profesora de Missouri que sueña con vivir en Nueva York en pos de experiencias. Veremos como resultan ambas.

Someone de Alice McDermott estaba en mi radar desde que la vi en el catálogo de Libros del Asteroide. Cuando vi el precio de la edición inglesa…no tuve más remedio que inclinar la balanza. 
Se que va a ser una historia perfecta para mi. Lo presiento. "An ordinary life lived by an ordinary, but unforgettable woman: This is the subject os Someone". Nunca subestimeis una vida en apariencia sencilla. 

Y para el final he dejado los libros más viejitos del grupo. 
Joy Street de Frances Parkinson Keyes, ambientada en Boston durante los años 40, será mi segundo (y espero mas satisfactorio) encuentro con Keyes. Ya os contaré que pasó con Camelia Azul en mi entrada sobre las decepciones de verano. 

Y madre mía ¡que alegría me llevé al encontrar dos nuevos Paul Gallico! The Lonely, la única novela suya que he leído hasta ahora, se ha convertido en una de mis favoritas; y estas dos que encontré en Strand tienen muy buena pinta.
Snowflake, como bien indica el título, es una historia bastante sencilla. Narra el nacimiento, el viaje y la muerte de un copo de nieve. Podrá parecer una tontería pero en manos de Gallico…seguro que resultará mágico. Creo que será una lectura perfecta para Navidad. 
En cuanto a Flowers for Mrs Harris, cuenta la historia de una señora de la limpieza londinense que un buen día queda prendada de un vestido de Dior colgado en el armario de una de sus clientas. Pronto ve clara su meta: ahorrar, viajar a París y hacerse con un vestido  propio. Una aventura que será inolvidable para la sencilla Mrs Harris y para todas las personas que cruzará en su camino.

Cerramos la maleta y fin.
Ahora dejadme tiempo a solas con ellos. Espero que, con un poco de suerte, este sea el comienzo de una hermosa amistad.
¡Muy felices lecturas a todos!

PD. Este apunte va dirigido especialmente a María. 
En la entrada de Nueva York me preguntaba sobre nuestra estimada Helene Hanff. ¿Me había acordado de ella durante el viaje? ¿Me acerqué hasta la que había sido su casa? Mi querida María, lo hice y me acordé mucho de ti. A la entrada del que fue su bloque de edificios en el Upper East Side, hay colocada una placa que la recuerda. Es muy sencilla y dorada. Para los que amamos, como ella, Nueva York, Londres y la literatura…es simplemente perfecta.