miércoles, 20 de agosto de 2014

Y después de las vacaciones…Begin again!

Menos mal que me llevo estas
vistas allí donde voy, incluso con
los ojos cerrados.
Que alegría me da poder saludaros de nuevo. No importa que eso implique la vuelta a París y a la normalidad; a ese día a día, que al final, termina por echarse en falta. 
Los calores extremos de Alicante me hacían soñar con el fresquito, con la llegada de ese momento en  el que por fin refresca por las noches y no puedes evitar echar mano de un par de calcetines. La verdad es que en ese sentido, París me ha dado la bienvenida con lo brazos abiertos, tal y como esperaba. 
La lluvia apenas nos ha dado un respiro desde que llegué, pero lejos de molestarme, ha sido un bonito reencuentro. 

Estas últimas semanas, completamente desconectada de internet, no se me han hecho tan cuesta arriba como imaginaba. En los días previos a mi llegada a Alicante y al apartamento, me preguntaba una y otra vez: ¿como voy a poder sobrevivir sin Wifi? ¿Sin actualizaciones del blog?  ¡Señor llévame pronto! :)
Pero una vez pasada la experiencia tampoco ha sido tan dramático (bueno quizá los primeros días tuve algún que otro ataque de ira fruto de la abstinencia, pero aquí estoy de una pieza). :)

Estas semanas han sido ricas en buenos momentos; tanto de esos solitarios propicios a la lectura, como de esos más moviditos compartidos en excelente compañía. Ya os haré un pequeño compendio en el De la A a la Z del mes de agosto. Se que os debo el de Julio; pero en ningún caso voy a dejarlo en el tintero. Esta semana lo tendréis listo; es un poquito especial y espero que os guste.

Tal y como hice el verano pasado, aprovecharé estos días para hablaros de lo que han dado de si las lecturas veraniegas: alegrías, decepciones, incorporaciones de última hora… ¡Muchas páginas por comentar y compartir con vosotros!
Pero antes de nada, contestaré a todos los comentarios atrasados que quedaron sin respuesta. Si os apetece pasaros por allí, será un placer retomar esas conversaciones interrumpidas sin miramiento por mi parte. ¡Perdonad la tardanza!

Para los que todavía estéis disfrutando de las vacaciones, solo me queda desearos que disfrutéis al máximo de vuestro tiempo libre; y, para aquellos que ya os habéis incorporado a la rutina, aquí va una fórmula infalible: pinchad una de vuestras canciones favoritas, volved a ver esa película que siempre consigue arrancaros una sonrisa y terminad releyendo esa novela de la que jamás podréis cansaros.
Deseando que funcione, aquí os dejo con mi propia fórmula magistral :)

La canción A step you can't take back de la película Begin Again; mi escena
favorita de El bazar de las sorpresas y una reelectura infalible :)
¡Un beso grande a todos y que la nueva estación comience!