martes, 22 de octubre de 2013

The scottish air

"Wherever I wander, wherever I rove, The hills of the Highlands for ever I love..."
Robert Burns, 1789.

Otoño escocés
Vuelvo y como veis lo hago acompañada de Robert Burns, el bardo escocés. Aunque siempre es una buena idea leer sus versos hoy lo hago con mayor razón y es que la semana pasada, Marion, una prima que vive en Aberdeen vino a visitarnos. 
Después de nuestro inolvidable viaje por Escocia era su turno de devolvernos la visita en París y como veis no vino con los brazos vacíos. Me he enamorado absolutamente de la preciosa caja de shortbreads escoceses que nos ha traído. Está toda decorada con paisajes de las Highlands y con versos de Burns.
Creo que no tardaremos mucho tiempo en dar cuenta de lo que hay en su interior y la guardaré para almacenar mis marcapáginas. 
El otro regalito no podía ser mejor. Un libro leído y aprobado por ella en el que los paisajes escoceses juegan un papel determinante. Como comprendereis me pudo la curiosidad y aunque estaba leyendo "La mujer del teniente francés", en cuanto tuve "The lonely" en la mano me abalancé sobre él. Mañana mismo os cuento como fue la lectura. 

Marion nos dejó el domingo, después de haber pasado unos días estupendos y con la promesa de que volveríamos pronto a Aberdeen para visitarla. Yo me hubiera colado en su maleta al instante y es que pocos lugares me fascinan tanto como Escocia. Nunca olvidaré la travesía que hicimos en tren desde Edimburgo hasta Inverness. 

Instantáneas de nuestro viaje.
Era de madrugada cuando salimos de la estación y conforme avanzabamos hacia el Norte fue amaneciendo. Íbamos un poco adormilados después del madrugón, pero en cuanto las primeras luces de la mañana nos dejaron ver los paisajes de las Highlands, supimos que los llevaríamos con nosotros aun después de haber vuelto a casa. Dos años más tarde se corrobora ese sentimiento.
Leo a Burns y estoy en Inverness de nuevo. Las colinas se han cubierto de amarillo y púrpura por la floración de los brezales. Son los días de otoño en los que Escocia se engalana mientras espera los inminentes rigores del invierno...
Es cierto que no nací escocesa, pero entiendo el orgullo feroz que los escoceses sienten por su tierra. 
No me extraña la respuesta que nos da Marion cada vez que le preguntamos si piensa volver a Francia algún día: "Claro que si. Cuando lleguen las vacaciones". Esta claro que ya se siente ciudadana de su hermosa patria de acogida.

Para despedirme os dejo con un poema de Burns My heart's in the Highlands,  recitado por el mismísimo Príncipe Charles (aquí); la entonación y el sentimiento que le pone son geniales y espero que lo disfrutéis tanto como yo.
Muy feliz martes a todos!

16 comentarios:

  1. Adoro Escocia, aunque cuando estuve puede disfrutar más de sus ciudades que de sus paisajes. En mi próxima visita espero poder visitar sus lagos y otros cuantos rincones que tengo apuntados.
    El principe Carlos no me cae especialmente bien, pero claro la educación recibida se nota en esa dicción clara y perfecta que tiene. Da gusto escucharlo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mariuca completamente de acuerdo contigo. El príncipe Charles no me es muy querido pero que gusto da oírle recitar. Como bien dices tiene una dicción perfecta. Ojalá pronto puedas volver a Escocia para disfrutar de todos esos paisajes y lugares que tienes anotados.
      Un saludo!

      Eliminar
  2. En marzo pusieron una línea aérea entre Santander y Edimburgo... siempre he querido viajar a Escocia, visitar un castillo con fantasma, buscar a Nessie, ir al festival de las artes dramáticas y ser perseguida por un pelmazo con una gaita. Ahora no puedo viajar, pero cuando pueda... madre mía cuando pueda.

    vienes conmigo?

    besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Polly quiero exactamente lo mismo que tú, incluso al pesado de la gaita :D Cuando tengas previsto coger ese avión, avísame que me voy contigo!!
      Un besito!

      Eliminar
  3. Envidia te tengo! Con las ganitas que tengo de conocer Escocia! Espero poder ir algún día.
    Y atenta estaré a tu reseña de mañana.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari espero que pronto puedas descubrir Escocia y enamorarte de sus paisajes. Estoy segura de que te va a encantar y será tal y como imaginaste.
      Muchos besitos!!

      Eliminar
  4. Hola Marie, Escocia es otro de los lugares que debo conocer. Hace muchos años, en una novela que leí, el protagonista era escocés y la chica que se enamora de él leía a Robert Burns y se acordaba de él, y así lo conocí :D Pero la verdad no he tenido oportunidad de leer ninguno de sus poemas :( Estoy esperando que cargue el enlace del príncipe Carlos,.. pero no podía haberlo recitado el príncipe William?
    Mi heart's in the highlands wherever I go :'( me encantó!!
    Y con razón, nomás mirar las fotos que has puesto, ya me emociona.
    No se si sabes, pero para que los peruanos vayamos a Europa tenemos que pedir visa, pero ahora parece que dentro de poco ya no sea necesario, lo cual sería genial!!
    Un abrazote Marie :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pilar, mira que tienes razón, ¿no podía haber recitado el poema el príncipe William? Supongo que ahora estará muy ocupado con el principito y no tendrá tiempo para poemas.
      Los poemas de Burns son muy bonitos, llenos de tradiciones populares y de amor por la naturaleza. ¿Has visto que bonito este de las Highland's? A mi me emociona muchísimo, aunque no sea una highlander :)
      No sabía que pronto quitarían el lio de las visas de viaje. Ay espero que si y puedas venir a Europa tranquilamente y sin papeleos. Ya sabes que si vienes a París tienes que avisarme, estaré encantada de conocerte :)
      Un abrazo grande Pilar!!

      Eliminar
  5. Ay, Marie, ni he visitado Escocia ni he leído a Burns, pero he disfrutado muchísimo de tu entrada aun sintiendo mucha envidia. La cajita es maravillosa, estarás entusiasmada. Muchas gracias por ponernos el poema leído por tan regio personaje.

    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada Minomalice, ha sido un placer compartir a Burns con vosotros. Ojalá pudiera hacer lo mismo con las galletitas, pero me temo que eso será más difícil :)
      Un besito grande para ti y para Valentina; desde el otro día no olvido a tu preciosa muñeca!

      Eliminar
  6. Qué preciosidad y me ha gustado el poema, aunque me ha sorprendido y mucho el propietario de la voz.
    Me gusta Burns y es genial recordar que no todo es los libros romántico eróticos que se ven por todas partes. Hay grandes literatos
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto mientrasleo, parece que para disfrutar de Escocia hay que pasar por una escena tórrida con un musculoso Highlander jejeje
      No te digo yo que no haya chicos agraciados por esas tierras, pero yo me quedo con Burns :)
      Un besito y mil gracias por comentar.

      Eliminar
  7. Coincidido contigo en tu amor por las tierras escocesas.El año que viene será mi cuarta vez en visitarlas desde 2009, y es que no puedo resistirme, tienen algo que me atrapa y me llama en susurros! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh cuatro veces, ya te conocerás muy bien Escocia!! Yo solo he estado dos veces y mañana mismo empezaba la tercera :) Parece que esos susurros escoceses no nos van a abandonar nunca!

      Eliminar
  8. Imprescindible!! Escocia y las Highlands, son imprescidibles...Hizo como vosotros, fuimos desde Edimbugo hasta Inverness y recorrí gran parte de Escocia, porque luego visitamos la Isla de Sky, que no tiene ningún desperdicio.
    Ay! Marie!! Lo de las galletas es demasiado...yo las sigo comprando...busco donde y tengo una caja tipo maleta escocesa, donde guardo los pasaportes. El libro es totalmente desconocido para mí...así que me voy corriendo con media Walker, para leerte en la siguiente entrada.
    Un besin!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que palabra más acertada María, Imprescindible :)
      Como me hubiera gustado seguir vuestro recorrido, la Isla de Skye debe ser preciosa! Nosotros subimos desde Edimburgo hasta Inverness y después giramos hacia la derecha Elgin, Aberdeen, Stonehaven y de nuevo Edimburgo. Nos falta todo el Oeste por descubrir!
      Y las Walkers son un vicio, me dió una alegría recibir una caja bien surtida :)! Ay María yo no se tú, pero yo en Escocia sobreviví a base de comer dulces. Soy un poco delicada para la comida y la gastronomía escocesa no le hizo mucho bien a mi estómago. Menos mal que me hinche a tartas y demás pastelerías. Eso si que era un momento de placer, la hora del té y del desayuno :)
      Un besito grande!!

      Eliminar