jueves, 13 de marzo de 2014

Mi impresionante carrera de Miles Franklin

Edición francesa.
Si un día tengo que dejar París, una de las cosas que más voy a echar de menos es entrar en Gibert.  Ese instante en el que empujo su puerta de acceso, dejo atrás el bullicio de la Place Saint-Michel y me reencuentro por fin con los libros y la calma.
En estos tres años que llevo viviendo aquí, he vagabundeado arriba y abajo por sus estanterías, buscando sin tregua nuevos autores que colonicen mi casa.
Y esta vez, la elegida ha sido Miles Franklin; a decir verdad, por pura casualidad. 
Nunca me había acercado a la sección que Gibert tiene sobre literatura de Oceanía y menos mal que hace unas semanas decidí probar suerte. 

Vi "Mi impresionante carrera" entre los clásicos australianos y ya sabeis que pasó: lei la sinopsis, apliqué el sistema tres pasos y fue inevitable no traerlo conmigo. Lo empecé nada más llegar a casa y, casi sin darme cuenta, había llegado a la última página.     Totalmente fascinada solo podía preguntarme ¿quien  había podido escribir algo semejante en 1901? 

Mi sorpresa creció aún más cuando leí que Miles Franklin escribió "Mi impresionante carrera" cuando apenas era una adolescente. La novela fue rechazada por las editoriales australianas, temerosas del escándalo, y salió finalmente publicada en Londres cuando Miles contaba apenas 22 años. 
Desde luego, con el siglo apenas inaugurado, hizo falta mucho valor para firmarla; afortunadamente, tanto Miles como su heroína, andaban bien provistas de valentía.

Sybylla Melvyn, nuestra protagonista, es una joven inteligente e impetuosa que crece en la Australia rural de finales del siglo XIX. 
Su mundo se viene abajo cuando el alcoholismo y la imprevisión de su padre, obliga a su familia a sobrevivir en una  miserable granja.
Allí los Melvyn deben hacer frente a duras jornadas de trabajo, y el sueño de Sybylla de convertirse en una reconocida escritora va alejándose poco a poco.


Familia australiana delante de su casa, 1898.
Todo cambia cuando su abuela materna la invita a pasar una temporada con ella, en su preciosa propiedad de Caddagat. Allí Sybylla dispondrá de su propia habitación; un lugar donde leer, escribir y formarse para alcanzar su meta. 

Varios caminos se abrirán entonces ante ella: el del amor, la resignación o la independencia. Pero, llegado el momento de escoger, ¿tendrá Sybylla el valor de ser fiel a si misma y emprender el camino que anhela?

                                

Miles Franklin empezó a escribir esta novela con 16 años y eso se nota. No por la calidad de su escritura, que desprende en realidad una gran madurez; sino por la fuerza y la pasión que transmite en cada una de sus páginas. 

Ese deseo de independencia y esa mezcla de sentimientos impetuosos y contradictorios, solo puede vivirse con tal intensidad en la adolescencia. En esa etapa de la vida en la que estamos hechos de proyectos y sueños, quizá inalcanzables, pero aún posibles ante nuestros ojos.


Algunas de las escenas de la película.
Harold Beecham, me enamoraste pero...
Esa es la lucha que Miles Franklin traza en "Mi impresionante carrera", la suya propia encarnada en un personaje femenino fuerte y decidido, dispuesto a emprender su propio camino, por muy numerosos que sean los obstáculos que tenga delante.
No se que pensareis vosotros si la conocéis, pero yo he admirado profundamente a Sybylla y he sufrido enormemente con su frustración. ¿Hay algo peor que no ver cumplidas tus aspiraciones, no por tu falta de méritos, sino por las limitaciones sexistas o económicas?

Hoy (o al menos por el momento) podemos decidir que queremos para nuestro futuro. Pero para una mujer de principios de siglo XX como Sybylla, querer hacer carrera fuera del matrimonio, significaba romper definitivamente con la sociedad y pasar al lado de los  outsiders.
Consciente de su carácter "extravagante", Sybylla se pregunta una y otra vez "¿por qué no puedo contentarme con un vestido nuevo, las labores domésticas y un picnic de vez en cuando para satisfacer mi espíritu?"
Envidia la ignorancia satisfecha de los que la rodean, que viven para trabajar y dormir sin cuestionarse las injusticias que les oprimen. Pero no puede evitarlo, su destino es cuestionarlo todo, incluso lo que el mundo espera de ella:

"Me gané la reputación de ser inteligente y eso si que es mucho peor que ser fea. ¡Oh chicas, chicas! Aquellas de vosotras que tengáis corazón y queráis ser felices, con un hogar y con un marido, no permitáis jamas que os tachen de inteligentes. Eso os sacaría del mercado matrimonial con la misma rapidez de si corriese el rumor de que habeis contraído la lepra".

Veréis que a veces exaspera con su inconstancia, con sus cambios de humor y sus caprichos, pero yo he sido indulgente porque... ¡narices! apenas es una adolescente buscando a trompicones su destino. 

He leído esta novela deleitándome en cada una de sus páginas. Se que he hablado sin cesar de Sybylla y es que este es básicamente el relato de su emancipación; pero la novela tiene mucho más que ofrecernos: una crítica social escueta pero oportunamente esbozada, una bonita historia de amor (con final inesperado incluido) y un momento de evasión en un país salvaje y hermoso

Retratos de miles Franklin cuando tenía la misma edad que
Sybylla, su heroína. 
Si queréis conocer a una mujer excepcional y al grupo de jackeroos, hombres y mujeres fuertes que la acompañan; si no temeis vivir durante unos días bajo el asfixiante calor australiano, codeandoos con réptiles, koalas y ornitorrincos, entonces os invito a leer de inmediato "Mi impresionante carrera"
No es un coup de coeur, pero se acerca peligrosamente :)

He visto que existe una adaptación al cine de la novela con el mismo título, pero me he vuelto loca buscándola y no he podido encontrarla. Aquí os dejo unos fragmentos, pero: ¡ATENCIÓN! Os recomiendo ver solo los dos primeros. No veáis el último si tenéis pensado leer la novela. Por favor ¡NO LO HAGAIS! 

Un beso grande y muy felices lecturas a todos.

PD. "Mi impresionante carrera" será publicada en castellano en la colección Rara Avis de Alba.

14 comentarios:

  1. No tenía ni idea de la existencia de esta autora ni de la novela!! Qué desastre!
    A mi también me alucina toda esta gente TAN jovencísima que es capaz de crear cosas tan chulas… malditos genios! XD

    Ains.. me encantan esos libros que empiezas y sin darte cuenta ya te estás acabando, es difícil encontrarlos, pero es que es una maravilla que te enganche tanto una novela...

    En fin, eso de que la vaya a editar Alba en rara avis me anima MUCHO!

    Otra para la lista de pendientes…

    Y deja ya de hablar de librerías parisinas que me vuelvo loca! Quiero volver!!!!! jajaja


    Bsines!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja si Magrat malditos genios :D
      La verdad es que Alba en Rara avis están reuniendo una colección chulísima. Nuestra lista de pendientes llegará al infinito y más allá!

      Ojalá puedas volver pronto a París :) Aquí te esperamos!
      Muchos besitos!

      Eliminar
  2. Ay París, ¡que me enamoras♥! ¡A ver cuándo puedo iniciar una entrada con la cabecera Desde París con lecturas :)! Pues parece muy bonito el libro, apuntado ya ;) Besos Marie

    ResponderEliminar
  3. No conocía ni el libro ni la novela pero por lo que cuentas parece un libro ideal para mí. Me gustan las historias con personajes femeninos fuertes, decididos y soñadores. Y si además están ambientadas en algún siglo pasado, mejor que mejor. Apuntado queda! Gracias por la recomendación :)

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Me has descubierto tanto a la autora como a su novela. Estaré pendiente de la publicación en Alba.
    De todas formas de esta entrada lo que más he envidiado es esa estupenda librería en que tienen una sección dedicada a la literatura en Oceanía ¿Porque no serán todas las librerías tan estupendas?
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Yo también estoy últimamente leyendo bastante literatura de/sobre Australia y Oceanía. Si te ha gustado Miles Franklin, querría recomendarte la lectura de "A Town like Alice" de Nevil Shute - Australia en los años 50, una ciudad en el outback y una mujer muy especial. Y mucho más. Es una pena que no haya sido traducida al castellano y no se conozca mejor en España.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola, Marie!

    ¡Qué buena pinta que tiene este libro! No lo conocía para nada ¡y ya lo quiero leer! Voy a ver si lo consigo :)

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Me descubres autora y libro. Y me dejas con unas ganas tremendas de disfrutar de sus páginas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. Muy interesante (y apasionada) tu reseña Marie. Me ha gustado conocer a esta autora (voy a investigar) con cara de buena persona y más aun a Sybylla, voy a investigar también qué hay en castellano.

    Gracias. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  9. Marie,
    Qué deleite es venir por aquí una mañana tranquila, después de haber desyaunado, pero aún con taza de té humeante...
    Me gusta todo...tanto tu entrada en la librería (alejandote del ruido, para introducirte en otro...) como tus palabras acerca de Miles y el Sybylla. Tomo noto del libro, para cuando "rara avis" aparezca en las librerías habituales...

    Es muy bonito descubrir personajes como Sybylla,...estoy convencida de que si estamos atentos/as...hoy día nos pueden invadir en la vida, unas cuantas Sybyllas,...que se sienten mujeres inteligentes, con pocas ganas de quedarse tranquilas con un tipo de vida, y sintiendo que sus aspiraciones no tan loables como la de llegar a vivir un bonito matrimonio...
    Supongo que muchas mujeres de la época fueron conscientes de este hecho. Algo que creo que haber leído de Jane Austen, (mujer inteligente) es que veía con total claridad en su época...que no era posible ser esposa, madre y escritora. Pienso que a pesar de desear que un Darcy la cortejara,...el después no queda muy definido...
    No sé por qué te hablo de Jane Austen...me lo ha recordado un poco Sybylla, a pesar de que los personajes de Austen son más "moderados" que lo que imagino que es Sybylla.
    Me ha encantado todo lo que has contado del libro, así que muy probablemente se vendrá de paseo conmigo en breve.
    Escribes de maravilla...Marie...es muy agradable venir a tu rincón.
    Un beso grande!!

    ResponderEliminar
  10. Una preciosa reseña para un libro que también parece precioso. Parece justo el tipo de lecturas que me gustan, con protagonistas fuertes, soñadoras...

    Uy, y qué contenta me acabo de poner, que he visto que está en Project Gutenberg :-D. Ahora solo falta hacerle un huequecito en mi lista de pendientes. Dejo el enlace, por si a alguien le interesa leerlo en inglés:
    http://www.gutenberg.org/ebooks/11620

    PD: Ah, y estoy de acuerdo con María: escribes de maravilla :-D.

    ResponderEliminar
  11. Quiero conocer esta historia!!!! Y me dices que en Rara Avis? Esa colección es genial, genial, genial,... Están rescatando títulos super buenos y después de leer tu reseña me da que este es uno más!!!

    Y lo escribió con 16 años!!! impresionante!! Me arriesgo con el sol australiano :)!!

    Besines!

    ResponderEliminar
  12. ¡Oh!Marie me has dejado con los dientes super largos con este libro. He buscado y buscado la película, pero nada. Pero no me rindo, a ver si hay suerte.
    Espero hacerme con el libro prontito. Tienes una habilidad para recomendar llibros tan cautivadores :P

    Un saludito :)

    ResponderEliminar
  13. Marie: voy leyéndote de donde me quedé hacia el presente, ahora que tengo tiempo. Que sepas que siempre te recuerdo, pero me gusta venir cuando no tengo prisas y podré disfrutar de tu compañía.
    Me llevo anotado el título ¡gracias!
    un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar