viernes, 21 de agosto de 2015

Librerías neoyorquinas

Cuando viajo siempre me las arreglo para visitar tres lugares: un mercado, un café y una librería. Es sencillo, me gusta contemplar a la gente en su vida cotidiana y disfruto imaginando qué harán de comer ese día, con quien se reunirán a media tarde y qué libro leerán por la noche al llegar a casa.  De esos tres lugares el que más disfruto visitando es, como podréis imaginar, la librería. No sabría explicaros, pero cuando entro en una de ellas, de pronto siento que dejo atrás mi status de turista y me convierto simplemente en una más; otra lectora del barrio en busca de un nuevo ejemplar.  
Si, poco importa donde esté; en cualquier lugar desconocido siempre encuentro dos refugios seguros, la habitación de hotel que me hace de hogar pasajero y una librería. 

Cuando supe que iba a visitar Nueva York me falto tiempo para añadir un pequeño anexo a mi guía de viaje: una buena lista de librerías en las que perderme. Busqué consejo en artículos de periódicos y revistas (Dios salve al New Yorker), en entradas de blogs, en recomendaciones personales y, como temía, muy pronto me vi rodeada de una cantidad ingente de sugerencias. 
Disponer de pocos días redujo considerablemente mi plan de acción, pero ahora al menos puedo recomendaros en primera persona cuatro librerías neoyorquinas que bien merecen una visita.
¡Disfrutad del paseo!

Three Lives & Co, 154 West 10th Street

Nombre: La tienda de la vuelta de la esquina ¿os suena? Si habéis visto Tienes un e-mail, y os gusta tanto como a mi, estoy segura de que recordaréis ese nombre. Así se llamaba la pequeña librería infantil de Kathleen Kelly. Un lugar mágico. 
Todos somos conscientes de que existen muchos tipos de librerías y, aunque todas sirvan para el mismo propósito: vender y comprar libros, no todas proporcionan la misma experiencia. En algunas de ellas se respira y contagia al instante el amor por los libros; tienen una atmósfera especial, un alma propia que a mi me gusta asociar con la de su propio dueño. Three Lives & Co es uno de esos sitios.

Así ilustra Bob Eckstein Three Lives & Co en este artículo del New Yorker .
En él podréis encontrar una buena lista
de librerías.
Supe que iba a gustarme esta librería incluso antes de visitarla. Incluso antes de pisar por primera vez el West Village, donde esta situada, y de enamorarme de sus casas de ladrillo y sus calles arboladas. En  su página web presentan Three Lives & Co con estas palabras:

Three Lives is an anachronism.
It is the shop around the corner.
A touchstone in a neighborhood.
A place with a human face and a cast of characters.
84 Charing Cross Road colored by the time and place.
A haven for people who read.

Y lo es, vaya si lo es. La librería es pequeña y acogedora, decorada con madera por todas partes; y aunque el espacio sea exiguo, tiene una muy buena selección de novedades y fondo. Aquí fue donde tuve por primera vez entre las manos ejemplares de la New York Review Books Classics. Una colección que venero y que junto a la colección Persephone se convertiría en mi primera inversión en el caso de ganar la lotería. Como esto es bastante improbable, los voy reuniendo poco a poco y me acordaré siempre de que en una encantadora librería del West Village compré los dos primeros: A legacy de Sybille Bedford y Alice James, A biography de Jean Strouse. 

Literalmente, la tienda de la vuelta de la esquina.
Madera y libros, una combinación infalible.
Barnes & Noble de Union Square, 33E 17ST

Y si antes os presentaba a la heroína de Tienes un e-mail, llega el momento de visitar al hermano malo. Ese amenazador gigante librero ideado por Tom Hanks, causante de la ruina de las pequeñas librerías de barrio. Barnes & Noble reina entre las cadenas de librerías americanas y su sede de Union Square, por mucho que me guste defender a las librerías independientes, es una auténtica maravilla. 

Imaginad cuantos libros caben en ese precioso edificio
Grandes espacios donde los libros alternan con tentadoras cafeterías.
Barnes & Noble es una librería a imagen de la ciudad: inmensa, espaciosa y con ese aire industrial que tanto me gusta. Podría haberme pasado aquí horas y horas mirando ejemplares y soñando con llevarme la colección entera de los Leatherbound Classics. Pero el tiempo apremiaba y supe contener mis ansias compradoras. Mi terreno de caza eran las librerías de segunda mano. Así que vamos a por ellas.
Lo que si me llevé de Barnes fue esta preciosa libreta firmada por el gran Thoreau.
Mi alegría se multiplicó cuando al pagar me dieron la bolsa que veis a la izquierda.
"Llamadme Ismael", ¿es necesario añadir algo más? 

Strand Books, corner of 12th St and Broadway

Veréis en lo que a librerías de ocasión se refiere, Londres tiene Skoob Books, París Gibert  Joseph y Nueva York…Nueva York tiene la increíble Strand Books. Qué digo, increíble es poco. Podría haberme pasado todo el viaje entre sus estanterías infinitas. 
Strand es un caos. Filas y filas de libros en estrechos pasillos, una réplica de los rascacielos del exterior pero esta vez hechos con estanterías. Uno puede incluso abrumarse si no sabe exactamente lo que busca. Strand es una de esas librerías hechas para lectores aguerridos. Esos que buscan y rebuscan, que conocen sus autores y temas predilectos. Esos que encuentran su camino hasta el final de la librería y no se detienen en la mesa de novedades.
En el subsuelo tienen un verdadero tesoro: las ediciones más antiguas y difíciles de encontrar y en la calle el sueño de los busca gangas: todos los libros a 1 dólar. 
No se porqué pero cuando salí de allí, cargada con mis adquisiciones, me pareció oír llorar a mi maleta a pesar de estar a muchas manzanas de distancia.

A puntito de entrar en el templo.
Decidido. Aquí mismo instalo mi vivienda.
Housing Works Bookstore Cafe, 126 Crosby St

El día que visitamos Housing estaba lloviendo y no
llevaba la cámara preparada. Aquí podéis ver fotos
de la librería.
Y por último, pero no menos importante, otra librería de ocasión única y al igual que Three Lives & Co con un alma propia, Housing Works.   Nada más entrar me enamoré del espacio que ocupa esta librería. Techos altos, escaleras de caracol, muchos sitios donde sentarse y el olor inconfundible de un buen café esperándote. Los libros ocupan casi todo el espacio disponible en las paredes y subiendo las escaleras llegas a la bien surtida sección de no ficción. Si a todo esto le sumamos que esté regentada por benévolos y utilice sus beneficios para la lucha contra el sida ¿alguien da más? 
Si algún día estáis paseando por Downtown Manhattan, no lo dudéis, saldréis de Housing Works con un buen café en el cuerpo y algún libro bajo el brazo. 

Fuente

Cuatro librerías, tres puntos: West Village, Union Square y Soho. Ese fue el resultado de mi cacería libresca neoyorquina. Una especie de punta del iceberg de lo que esta apasionante ciudad tiene que ofrecer en materia literaria. Pero si disponéis de poco tiempo, añadid a este paseo una entrada a la New York Public Library y quedareis bastante satisfechos. 

¡Ah! ¿Y os acordais de mi desconsolada maleta? La pobre sabía lo que se le venía encima. Trece libros ni más ni menos. Así dejo claro que no soy supersticiosa :) ¡Nos vemos en la siguiente entrada y hacemos las presentaciones!


PD. Un beso para todos y muy felices lecturas. 

10 comentarios:

  1. ¡Qué paseo tan delicioso! A ver qué nos cuentas de los libros que compraste!
    besos

    ResponderEliminar
  2. ay que envida en serio! yo tambien haria turismo librero si pudiera :P

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué maravilla, Marie!Me has alegrado el día :D ¡Cuánto me alegra que disfrutaras tanto y te trajeras de vuelta tantos libros! <3

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  4. Creo que me he enamorado de algunas de esas librerías. :) Me apunto alguna de tus sugerencias por si alguna vez me acerco a la Gran Manzana. Ni que sea por pasearse por tanto libro y oler un buen café, ya debe merecer la pena!

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  5. Acabo de leer tu entrada, qué maravilla de librerías. Yo también me haría "okupa" de alguna de ellas.
    No he podido resistir la tentación de ir leyendo los lomos de los libros que te has traído. Veo que entre ellos está Alice Mcdermott con su maravillosa novela "Alguien". Es una verdadera delicia. Es de esas escritoras que te hacen disfrutar con cada una de sus palabras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta estas visitas virtuales que nos presentas en tu blog, son un regalo. Estoy deseando nos expliques más sobre esos 13 libros que has adquirido.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  7. Magníficas recomendaciones, que anoto debidamente. También aplaudo tu cosecha de libros, inevitable echar un vistazo a los lomos. Sybille Bedford, Willa Cather, Jetta Carleton... ¡seguro que lo vas a pasar muy bien!

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado tu reseña. Si voy a NYC no me olvidaré de llevar conmigo esta lista de tus recomendaciones. Abrazos.

    ResponderEliminar
  9. Querida Marie!
    Libros de a dolar?? Ahí mismo caigo desmayada, qué emoción.
    Ahh, y con lo fanática que soy de Tienes un email, yo también hubiera ido a esa librería...por un momento pensé que no existía, pero ya veo que sí, me alegro mucho, y me ha encantado mucho...tienes razón, madera + libros, genial!!
    Y la librería FOX, jaja, también muy linda...y me encantó la libreta de Thoreau, me gusta mucho Thoreau! y la bolsa...eres muy afortunada :D
    Muchas gracias por la información. y las fotos, han estado geniales!
    Un súper abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Agnieszka, Nina, Lucy, Raquel, Dorcas, Lourdes, Elena, Marisa y Pilar, ¡muchísimas gracias por vuestros comentarios! Me alegro de que hayáis disfrutado el paseo y espero que muy pronto estéis pisando Nueva York para verlas con vuestros propios ojos. ¡Un abrazo para todas!

    ResponderEliminar