domingo, 16 de noviembre de 2014

¡A casa!

Antes del despegue cuando todavía era feliz.
Momento pre-turbulencias.
¡Hola a todos! 
Antes que nada os pido disculpas por no haber  contestado todavía vuestros comentarios en las últimas entradas; me hace muchísima ilusión el cariño con el que acogéis y comentáis cada publicación y me sabe muy mal demorar tanto el contestaros... (esta tarde recuperaré conversaciones pendientes).
El principal motivo del desaguisado es que durante estas últimas semanas he tenido que ponerme las pilas y adelantar horas de estudio, porque hoy, por fin…¡os escribo desde Alicante!
Han pasado muchos días desde la última vez que estuve aquí, allá por principios de agosto, y no os podéis imaginar las ganas que tenía de pisar mi casa.

Ayer de buena mañana cogimos nuestro vuelo en el aeropuerto de Orly y pusimos rumbo al sur. Yo iba con mi estrés habitual antes de volar, y aunque crucé los dedos de todas las formas posibles, los de los pies incluidos, no tuve buena suerte. Hacía un viento de mil demonios y las turbulencias fueron lindas de ver. 
Yo que me había pertrechado de buenas lecturas para disfrutar del viaje, vi mi gozo en un pozo. Os prometo que no leí ni cuatro líneas seguidas. Ni siquiera de las aventuras de la Dama de provincias que tanto me gustan. Menos mal que las fotos de las revistas tuvieron en mi un efecto más calmante.
De no haber sido por Jean, os juro que al aterrizar en El Altet hubiese besado el suelo cual sumo pontífice :)


"Hacer una pausa, reflexionar y maravillarse".
¿acaso eso no es lo que proporciona una buena
lectura?
Como voy a estar por aquí bastantes días he pensado aprovechar la ocasión para invitaros a dar un paseo por mi ciudad. Encontraréis en la visita mi recorrido habitual de librerías, compras literarias, buenos sitios para merendar y un poquito de mar. Espero que os guste y os sea útil por si algún día recaláis por Alicante.  

Por hoy nada más, me despido deseando que paséis un gran fin de semana y como siempre muy buenas lecturas. ¡Un beso grande!

PD. En el aeropuerto compré por primera vez la revista francesa Simple Things y me ha conquistado completamente, tanto su estética como su contenido. 
El lema de la publicación es disfrutar "el placer de las cosas simples" y para mi no podría tener uno mejor. Me ha recordado muchísimo a la revista The lady y una de las mejores sorpresas que me han dado sus páginas es encontrar la fotografía que veis a la derecha, ¡una buena montaña de libros grises recomendados en la sección de lecturas! Si es que el amor por Persephone se contagia.

28 comentarios:

  1. Siento tu mal vuelo, pero ya estás en casa, donde todas las cosas se curan :D. a mí me encantaría acompañarte, pero la distancia es la que es... :( Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa lo mio con los vuelos es un infierno :( Pero no queda otra que pasar el mal ratito :) ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. Pero si estamos muy cerquita!!!!! yo soy de Cartagena ^^
    A mí en cambio me encantan los aviones y me pongo como una enana cuando subo a ellos. Ese libro que lees me encantaría pillarlo pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abbey no sabes cuanto te envidio que te guste tanto volar :) Y vaya que estamos cerquita, me alegra saber que tengo casi casi una vecina por aquí :)
      ¡Un beso!

      Eliminar
  3. Pues me ha gustado esto se Simple Things. Bonita y elegante. Además, sólo por ser fans de los libros de Persephone ya tienen toda mi simpatía. Sólo he estado una vez en Alicante y (cosa rarÍsima, según me dijeron) llovía a mares. Así que conservo un recuerdo más bien borroso. Espero tus próximos posts para actualizarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elena me temo que Alicante como ciudad de belleza y patrimonio tiene poquita cosa. Una lástima que encima lo poco que tenemos esté tan mal cuidado y puesto en valor. Eso si, para comer bien, dar un buen paseo frente al mar y disfrutar del ambiente…no nos podemos quejar.

      Eliminar
  4. Te acompaño en el sentimiento con el tema de los aviones xD
    Me encantará conocer Alicante de tu mano.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja acompáñame que así me siento un poco menos sola :D
      Espero que disfrutases con la pequeña entrada sobre Alicante.
      Un beso :)

      Eliminar
  5. No conozco aún Alicante, así que espero tus recomendaciones!
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te fueran de ayuda Agnieszka, un beso!

      Eliminar
  6. Siento lo del vuelo. Pero ya estás en casita! Y como no conozco tampoco Alicante, atenta estaré a tus entradas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay muchas gracias Margari, ya ves que también sobreviví al vuelo de vuelta :)
      Muchos besitos!

      Eliminar
  7. Hola, Marie: Acababa de escribir un comentario, y se me ha volatilizado. Ayyyy!.
    Lo que te decía es que entiendo que pasaras miedo al volar entre turbulencias.
    El vivir en una ciudad con mar, es un lujazo. Estoy segura de que los sitios que nos vas a mostrar, van a ser del todo interesantes.
    Por cierto, localicé en la biblioteca el libro que nos recomendabas en la entrada anterior:"Ellas Solas". Justo entonces había terminado el libro que estaba leyendo, así que fui en su busca. Lo he empezado ya, y me está entusiasmando. Es duro, pero muy interesante, y me gusta el estilo de narrar de la autora. Gracias por sugerirnos libros interesantes.
    Un abrazo.
    A ver si ahora entra este comentario,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dorcas, como me alegro de que al fin entrase el comentario.
      Como comentas vivir al lado del mar es una gran alegría. No se si le ocurrirá lo mismo a todos los nacidos frente al mar, pero yo lo echó muchísimo en falta cuando lo tengo lejos.
      Me ha encantado leerte porque me hace mucha ilusión cuando leéis algún libro citado por aquí y me contáis que os ha parecido. No imaginas cuanto me alegro de que lo estés disfrutando Dorcas. Como bien dices es duro, pero tan interesante que no puedes dejar de leer.
      Gracias a ti por tus amables comentarios y te mando un abrazo fuerte.

      Eliminar
  8. Lo paso fatal cuando vuelo en avión (no cuando vuelo de otras formas...) Así que te entiendo perfectamente.

    Bienvenida a (tu) casa!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Ana, me alegra saber que no soy la única atemorizada; aunque siento que tengas que compartir estos malos ratos conmigo.
      Muchos besos.

      Eliminar
  9. ¡Hola!
    Mi abuelo nació en Alicante, así que lo conozco un poco, pero seguro que no tanto como para conocer los lugares que nos recomendarás. Tengo ganas de verlos! :D
    Una pena que no pudieras leer en el viaje, pero bueno, aunque a mi no me da miedo volar, entiendo esa sensación (las turbulencias me ponen nerviosa a veces hasta a mi xD).

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isa,
      vaya que bien que tengas raíces alicantinas :) Espero que te gustasen las direcciones que os dí en la entrada de cafés y librerías y si vuelves por Alicante espero que disfrutes el paseo :)
      Muerte a las turbulencias :D
      ¡otro besazo para ti!

      Eliminar
  10. No te preocupes, guapa. No eres la única. Yo estoy con miles de historias en la cabeza y no publico mucho, je je. Pero, intentaré subir más 'cosillas'. ¡Bendito tiempo!.

    No he viajado mucho en avión, pero es un horror :D Sólo me gusta cuando baja para aterrizar xD

    No conocía la revista francesa "Simple things" Estuve indagando por Don Google y parece maravillosa. Ya podían aprender muchas revistas supuestamente 'femeninas' de aquí. Me refiero a que son muy superficiales. Como se nota que está creada por franceses, je je.

    Suerte en los estudios. Saludos solares. Muacka!

    ResponderEliminar
  11. Mi querida Marie, al contrario que a ti, a mí me encanta volar. Obviamente las turbulencias no me gustan, pero disfruto del momento del despegue. Ciertamente, aunque no suelo ir al baño estando en el cielo,...en mi último viaje, no quedó más remedio, y temí de todo, mientras estaba allí. Le pedí a Dios, no morir allí y en aquella postura. Me escuchó y de momento estoy por el mundo...(no entiendo como no nos avisaron para no ir, a veces lo hacen...en fin...)
    Estoy deseando que nos muestres Alicante. De pequeña mis padres me llevaban allí y recuerdo con cariño el paseo de las Palmeras. Para mí tenía ese nombre...Y luego llegar al mar...a veces con bandera roja, aunque no era lo habitual. Pero en realidad no conozco más que la playa y los tebeos que leía estándo allí. También guardo recuerdos algo feos...y por eso creo que no he vuelto. A ver qué nos enseñas de allí, porque tal vez me convezcas para hacer una visita...

    Disfruta mucho de esos momentos de familia y de esas pequeñas cosas, que como ese placer por leer que también interesa a la revista.
    ¡¡Un besito grande!!

    ResponderEliminar
  12. ¡Qué pena el mal viaje! Pero seguro que ya estás disfrutando de lo lindo con la dama de provincias. Yo también lo leí durante un viaje. Me ha llamado mucho la revista Simple things, la buscaré, porque además me viene bien leer en francés para avanzar.
    ¡Un abrazo y que pases unos días estupendos en casita!

    ResponderEliminar
  13. Querida Marie!
    Qué mala suerte con los aviones, pero te confesaré, que ahora que soy una experta en aviones, jeje (tomé 8 vuelos) que a mi me gustaron mucho, claro que a veces pensaba...y si se cae??? pero se me pasaba rápido.
    Y las turbulencias, como no eran muy fuertes, terminaban gustándome, parecía como si estuviera en un juego mecánico.
    Espero con muchas ganas el post sobre Alicante! Debe ser muy bonita.
    Y la revista está chévere, lástima que no pueda comprar nada de lo que está ahí :(
    Te mando un abrazote!! :)

    ResponderEliminar
  14. ¡Disfruta de la estancia, querida! :)
    Y que horror lo de las turbulencias, yo recuerdo específicamente un vuelo Londres-Bilbao que casi me da un infarto, era de noche y empezó aquello a moverse para arriba y abajo con locura, todos los pasajeros estuvimos en un tenso silencio hasta que aterrizamos.
    Vamos, que te comprendo, hay pocas cosas peores que un mal vuelo, ¡Que mal se pasa!

    En fin, ya nos irás contando sobre Alicante y tus días de relax! ^^

    Un abrazote, guapa!

    ResponderEliminar
  15. Ay, esa dama de provincias, que hace tiempo que la invité a casa y aún no se ha dejado caer. Todo lo que veo de estos libros son buenas críticas, así que los tengo bien apuntaditos para cuando me pueda hacer con ellos.
    Por cierto, para darte la bienvenida de nuevo te he dejado un premio en mi blog. Pásate cuando puedas encontrar un hueco. Un beso, guapa, y a relajarse estos días en Alicante.
    http://bordedelarealidad.blogspot.com.es/2014/11/premio-best-blog-para-el-borde-de-la.html

    ResponderEliminar
  16. Feliz estancia en tu tierra, aunque no tengo claro que sigas todavía por aquí. Estés en donde estés, de todos modos, que seas muy feliz.
    Abrazos,

    ResponderEliminar
  17. Espero que hayas pasado unos días relajados en tu tierra. He estado un par de veces en Alicante, hace muchos años; me gustó mucho, pero me temo que no puedo con el calor... :)

    En cuanto a volar en avión, sí que es un fastidio cuando hay turbulencias... A mí lo que me pasa es que me mareo, pero por suerte suelo dormirme a la primera de cambio y así el vuelo suele pasar sin contratiempos.

    Me ha encantado la revista Simple Things y me ha recordado, salvando las distancias, a Cuerpomente, una revista que también transmite mucha paz (aunque seguro que no sacan esas fotos fantásticas de Persephone, jejeje).

    ¡Un beso!
    Halcombe

    ResponderEliminar
  18. ¡Oh! Parece que aquí en UK publican esa misma revista; o al menos se asemeja mucho, ¿no?

    http://www.thesimplethings.com/blog/2014/11/25/december-cover-reveal

    ¡La buscaré! Gracias por la recomendación. Por cierto, ¿te apetece algún otro The Lady? :)

    Abrazos,
    H

    ResponderEliminar
  19. Ohhhh a mi las turbulencias en los aviones me ponen muy nerviosa. Yo rezo para que no sucedan y, en una ocasión, mis hijos rezaban para que bajaran las mascarillas de oxígeno (que bueno que Dios Padre no les hizo caso). :D
    ¡espero que disfrutaras mucho!
    un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar