viernes, 22 de abril de 2016

Durante el paréntesis...

Un día mientras andábamos paseando, Jean y yo dimos con esta casa. La tarde ya estaba bastante
avanzada y la luz que se colaba entre los árboles tamizaba la atmósfera y los contornos de las cosas.
De pronto, la visión de esa casa junto al río se me asemejó a una acuarela; una acuarela apacible pero melancólica.
¿Sería por las contraventanas cerradas? ¿por la escalera vacía? Imaginé entonces que en alguna ciudad de Francia habría algún niño mirando impaciente el calendario, deseoso de que llegase julio. El verano y un niño me parecieron perfectos
para la casa de las contraventanas azules.

...ha llegado la primavera y han ido alargando los días. 
...me he despedido de la mantita y los calcetines peludos, y he guardado en la despensa la lata de chocolate a la taza.
...he conocido a dos nuevas personitas recién llegadas al mundo: Esteban y Lou.
...he disfrutado de los primeros rayos de sol en mis brazos desnudos.
...he jugado a la petanca por primera vez y me he convertido en un as en la materia (me conocen como la Nadal de la pétanque :D)
...me he comprado el primer vestido para este verano (gracias mami por ir recogerlo).
...he leído muchísimo en trenes e intentado hacerlo en un avión (sin demasiado éxito).
...he empezado a desesperarme por no haber encontrado en mi camino ningún coup de coeur ¡a estas alturas del año!
...he comprado libros nuevos para dar con la ansiada pepita de oro.
y desafortunadamente he escrito muy poquito por aquí y os he echado mucho de menos.

Es cierto que os he seguido la pista por algunas redes sociales más rápidas y breves, pero no es lo mismo. En ninguna de ellas encuentro la cercanía que me gusta, ni me siento como en casa. Así pues, es hora de sacudir las telarañas, adecentar el rinconcito y darle la vida que merece. ¡Qué mejor día para hacerlo que en la víspera del día del libro! 

Lecturas camino de Montpellier
¿Ya tenéis pensado los títulos que vais a comprar para la ocasión? Vaya pregunta ¡seguro que si!

Yo tengo que reconoceros que he hecho algo de trampa y ya me he traído alguno que otro para casa (la tentación de pasar frente a las librerías es demasiado fuerte); y un pajarito me ha dicho que en Alicante me espera el último título publicado de las aventuras de Anne Shirley, ¡un aliciente más para desear bajar volando a casa!

Sea como sea, espero que tengáis todos un muy feliz Sant Jordi. Libros y flores en un mismo día es demasiada belleza como para desaprovecharla. 
Os mando un abrazo enorme y, como prometí hace unas semanas, os dejo con la reseña de Noche y día de Virginia Woolf, un libro que ya he incluido entre mis favoritos.

7 comentarios:

  1. Pues todavía no me he pensado en ningún libro en concreto. Mañana es un día que me gusta ir por las librerías e ir tocando los libros. Y el que más me llame, tendrá la suerte de venirse a casita.
    Besotes!!! Y feliz día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que las compras fueran productivas y sobre todo que tengas buenísimas lecturas entre ellas Margari. ¡Un besito enorme!

      Eliminar
  2. Mi querida Marie, con esas fotos tan bellas que nos pones, de tus andanzas por el mundo, sin duda alguna, dan ganas de lanzarse a leer libros y a viajar mientras se leen...
    Esa casa que parece vacía, con las contraventanas azules,...que describes de maravilla, y de la que quisieras saber aún más...
    De los libros que lees..."Noche y Día"...con Woolf, tengo pendiente la mayoría de sus novelas, y ésta no iba a ser menos. Ya nos contarás qué tal. Y de Anne Shirley...¡¡qué te puedo decir!! qué es fantástica. Dicen que los de Emily también están muy bien, y aunque alguno de esos libros rondan por casa, todavía no me he animado a leerlos.
    Marie, espero que estes disfrutando inmensamente de las lecturas que te rodean, a pesar de no haber encontrado aún un Coup de coeur. Permiteme que te haga una sugerencia...¿has leído ya "La librería ambulante"? No recuerdo haberlos leído por aquí...tal vez no sean un coup de coeur, pero te dejan de maravilla...
    Un abrazo grande y tengo muchas ganas de seguir leyéndote.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    ¡Qué bonita la fotografía de la casa!
    Aquí de momento sigo con la manta y con los pijamas polares, pero es que soy muy friolera, la verdad.
    ¡Bienvenida de nuevo por aquí! Espero que hayas disfrutado del día del libro.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Querida Marie.... ¿Ves? Es imposible que la visita a tu blog no me haga feliz, con fotografías como esta, frases como estas, y emociones a flor de piel que compartes con tanta sensibilidad.... Pues eso, que me emocionas. Nos espera una maravillosa primavera lectora. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  5. Mis compras en Sant Jordi, cinco, fueron todas en inglés. Y fue un día antes de Sant Jordi porque ¡lo pasé en Barcelona! y Sant Jordi es un caos, precioso, pero un caos. Aglomeraciones de gente por todas partes, con sus rosas, sus libros, sus niños... Barcelona estaba increíblemente bonita, la casa Batlló amaneció cargada de capullos de rosa gigantes (puse la foto en IG por si tienes curiosidad). Ojalá hubieras estado allí conmigo.

    Barcelona olía a primavera, y al día siguiente volví al invierno del norte. Yo también quiero ponerme vestiditos!

    ResponderEliminar
  6. Ya era hora de cerrar el paréntesis :)
    No he pensado qué libros compraré (aunque será en la Feria del Libro de Madrid), pero seguro que algún libro está esperándome (¡y yo sin saberlo!).

    Me encantan las fotos, la luz... Y, siempre, Woolf.

    Pero lo que más, lo más, lo más... ¡¡la Nadal de la pétanque!! :D

    Un abrazo

    ResponderEliminar